Derecho de devolución de 30 días

 

Dispones de 100 días de plazo para devolver el artículo desde que lo recibes en tu casa. Ten en cuenta:
- Sólo aceptamos artículos que no hayan sido utilizados. Te recomendamos que te pruebes los zapatos y camines con ellos sobre un suelo blando (p. ej. una alfombra).
- No cortes las etiquetas ni manches el artículo. En caso de reclamación, esto nos ahorrará tiempo.
- En caso de que, por ejemplo, prefieras otra talla o color, haz un nuevo pedido en nuestra tienda online.
- Si quedan pocas existencias, hazte con el artículo cuanto antes. No incluyas tu petición del nuevo pedido en el paquete de la devolución, puesto que el artículo que quieres podría haberse agotado en el tiempo en el que recibimos tu paquete.
- Encontrarás más información sobre las devoluciones en el apartado “Devolver artículo”, de tu cuenta de usuario.
- En cuanto recibamos el envío de la devolución, recibirás un correo electrónico con la confirmación de la recepción de la devolución.
Si necesitas ayuda, ponte en contacto con nosotros.

 


Devolución de un artículo Partner

 

Si uno o más artículos no te quedan bien, también puedes realizar la devolución de manera gratuita con nuestros Partners.
Con el fin de garantizar un proceso más rápido de reembolso de dichos productos, es necesario que el paquete se envíe directamente a nuestro Partner; los documentos de devolución se encuentran dentro de la caja.
En caso de no tener los documentos de devolución dentro de la caja, por favor comunícate con nosotros.

 


¿Cómo hacer una reclamación?

 

Si recibes un artículo dañado o defectuoso, puedes presentar una reclamación.
A fin de poder procesar tu solicitud, debes facilitarnos una breve descripción sobre el daño o defecto del artículo por correo electrónico. En pocos días nos pondremos en contacto contigo para informarte sobre el procedimiento a seguir.
No aceptamos reclamaciones en los siguientes casos:
- Desgaste de los zapatos debido a su uso diarios
- Deterioro del tacón del zapato
- Daño debido a un uso incorrecto del producto o al frecuente uso del mismo
- Aumento de la transpiración
- Tinte (p. ej. vaqueros azules que destiñen)
- Bolas o pelusa en las prendas
- Daños provocados por factores externos: rozamiento, objetos punzantes, productos químicos,...
- Artículos que causan molestias físicas (p. ej. ampollas)